10 frases típicas de una madre peruana, de corazón y con cariño peruano.

Mother's Day My mom say peruvian phrases

 

My Peruvian Mom Day

Las madres peruanas sin duda alguna son geniales, son las típicas mamás que nos quieren mucho y nos muestran todo su amor con algunos gritos, caricias, consejos y hasta un par de pequeños golpes (todo dentro del margen de la ley) para mantenernos a raya.

Las madres peruanas son estas hermosas mujeres que siempre hacen lo necesario para que sus lindos chibolos vayan por el camino correcto. Como se dice criollamente para “DESAHUEVARNOS” y tener los pies bien plantados en la tierra.

Que mejor manera que celebrar "El día de la madre" a nuestras viejitas, recordando todo el cariño y amor que nos dieron y dan, recordándolas a través de estas bellas frases que marcaron nuestra infancia.

My Mom Say:

 

1. ¡Porque lo digo yo y punto!

Es viernes por la noche, mañana no hay cole eso quiere decir que puedo ver TV hasta tarde siiiiiii. ¡Pero llega mamá toma el control remoto te apaga la TV y te dice: ya es tarde anda a la cama! Nooooo, pero es viernes y mañana no hay coleeee. Ahí sale la clásica frase que no te deja protestar. My mom says: Porque yo lo digo te vas a la cama y ahí te das cuenta de que perdiste. No hay nada más que hacer. 

 

2. Si voy y lo encuentro, ¿qué te hago?

Mi viejita me pide que le pase los lentes de lectura que están en la mesa de noche de su cuarto. Voy y los busco y no los encuentro, le digo a mi viejita que no está! Ella me grita que tienen que estar ahí  las cosas no se mueven solas, hay vieja no hay nada …. My mom says: Si voy y lo encuentro. ¿Qué TE HAGO?

 

 

3. Maaa que hay de comer?, comida!

Ya son más de las 2 de la tarde y las clases virtuales están a punto de terminar por hoy. Lo único que pienso es, ¿qué habrá para comer?, será un lomito saltado o un ají de gallina, mmmm hasta de pensarlo se me cae la baba del hambre y la tripa no deja de rugir. Terminan las clases, apago la compu y le grito a mi mamá, MAAAA, ¿QUÉ HAY DE COMER?, y ella responde ¡COMIDA!  plop. Porque se me ocurrió preguntar lo obvio jajaaja.

 

4. ¡Mírame bonito!

Pasas toda la tarde haciendo tareas, ya cansado por fin terminas y con ilusión vas a enseñarle a mamá. Ella lo revisa y te pide que lo hagas de nuevo. Al escuchar eso mi cara se pone de un rojo intenso y tengo pensamientos de odio hacia ella, ¿POR QUÉ NOOOO?. Ella se da cuenta de mi rabia y mi frustración,  pero toda linda, calmada me da un beso y My mom says: Mírame bonito, caracho. Yo sé que puedes hacerlo mucho mejor. 

 

 

5. Cállate y respóndeme

El otro día, de casualidad rompí la lámpara de la sala, estaba bailando y sin querer me tropiezo y caigo junto a la mesa de centro, la cual choca con la lámpara de piso y se cae. En eso se acerca mamá con cara de pocos amigos y me dice, ¿qué te he dicho de bailar en la sala?, yo entro en pánico trató de explicarle como sucedieron las cosas, pero mamá no me escucha solo me dice ya furiosa, respóndeme!. Sigo hablándole tratando de explicar y ella me grita más fuerte, ya estaba poseída por el diablo, CÁLLATE Y RESPÓNDEME LO QUE TE PREGUNTO. Oh oh, ya fui.

 

6. Mientras vivas acá harás lo que te diga!

Estoy feliz, falta 1 minuto y cumplo 18, siiiii ya podré llegar a la hora que quiera, hacer lo que quiera!. Feliz cumpleaños me grita mi viejita mientras se apresura en abrazarme y me susurra al oído con una voz angelical, My mom says: Mientras vivas en esta casa harás lo que yo diga.  Por suerte siempre tengo a mi viejita para que me baje de las nubes.

 

7. Ya vas a ver cuando lleguemos a casa!

Es tradición familiar ir los domingos a almorzar a casa de los abuelos, ahí te encuentras con todos los primos desde el más chiquito hasta los primos mayores. Somos un grupo grande de primos que nos divertimos y hacemos locuras a toda hora. Claro, la casa de los abuelos es zona de libertad, donde puedes hacer y deshacer como te dé la gana. Cosa que en casa mamá  no deja, sientes la libertad que corre hasta por el techo. Pero cuando ya es hora de irse y mamá te ayuda a ponerte la chompa ella va diciéndote calladito al oído en tono serio ¡YA VAS A VER CUANDO LLEGUEMOS A CASA!. En ese momento no hay abuelos ni nadie que te ayude a librarte de la regañada que te dará al momento de cruzar la puerta de regreso a casa.

 

8. ¿Tú crees que nací ayer?

Sales de la discoteca después de pasarla genial con tus amig@s, tomando, bailando. En el taxi de regreso empiezas a sacar del bolso un par de chicle, te lo metes a la boca para que mamá no se dé cuenta de que tomaste tu chelita y ya en la casa abres la puerta para entrar te paras derecha aguantas la respiración y caminas directo a tu cuarto. En ese momento no te das cuenta de que tu madre te está esperando y My mom says: Tú crees que nací ayer, ven acércate y sóplame la cara. ¡Crees que no me doy cuenta! Borracha, invita pe.

  

9. Este no es hotel para salir y entrar a cualquier hora

Ya son dos días de juerga sin aparecer por casa y no enviaste ni un WhatsApp, tu madre desesperada ha llamado a todas las comisarías, hospitales y morgues. Cuando llegas a casa escuchas al instante la famosa frase: ESTE NO ES HOTEL PARA SALIR Y ENTRAR A CUALQUIER HORA, seguida de la cachetada que te da para que te quede grabada en la memoria siempre.

 

10. ¡Esa ropa no se va a lavar sola!

Después de entrenar todo el día en mi clase de fútbol solo quiero sacarme el uniforme que está hecho mierda, darme un baño y sentarme en el sillón a mirar TV todo el día. Pero al llegar a casa mi viejita me mira de pies a cabeza y me dice: ¡ESA ROPA NO SE VA A LAVAR SOLA!, así que te me bañas rápido y lavas ese uniforme a mano que la lavadora ya no funciona. Que suerte la mía.

 

Bonus track

11. Ahora sí te voy a dar motivos para que llores con ganas!

Me acuerdo que cuando tenía unos 7 u 8 años yo quería comer chocolates en el almuerzo y mamá me dijo que no, que eran para después del almuerzo y me los quito, me puse como loco. Empecé a llorar y gritar. Mamá me decía que me calme, que luego de almorzar comería los chocolates, pero no me callaba y gritaba y lloraba más fuerte de tal forma que hice enojar a mamá y la escuché decir a grito pelado: AHORA SÍ TE VOY A DAR MOTIVOS PARA QUE LLORES CON GANAS!. Luego de eso, no pude sentarme en todo el día por el dolor de poto que tenía. Así cualquiera aprende la lección.

 

12. Búscame, búscame que me vas a encontrar

Mi madre aguanta todas las burlas que se nos ocurran en casa, al principio se ríe a carcajadas y seguimos con la chacota y ella nos advierte que ya dejemos de molestarla, pero vamos, es divertido hacerla enojar de vez en cuando a mamá ver que no aguanta más, que su cara va cambiando de lo alegre y feliz, empieza a ponerse seria y en ese momento ella me dice: BÚSCAME, BÚSCAME QUE ME VAS A ENCONTRAR. ¡Atención!, esa es la señal de no fastidiar más a mamá.

 

Si te gustó no olvides revisar nuestra colección May Peruvian Mom Say.  

Cuéntanos ¿cuáles son tus frases favoritas de mamá?

Te leemos. 

 

 

 

 


Newer Post


Leave a comment